Detectores Térmicos


Detector de temperatura: Fija o a máxima temperatura, Termovelocimétrico


El Detector Termovelocimétrico es el más usado y su trabajo es medir un aumento de temperatura en un intervalo de tiempo bajo, la regulación normalmente se hace a 10ºC/min.


Este detector se instala habitualmente en locales que haya riesgo de atmósferas contaminadas por polvo, y en el caso de los Garajes, el humo generado por la combustión de los vehículos, ya que los Detectores de Humo podrían dar lugar a falsas alarmas.


Detector de temperatura: Fija o máxima temperatura, consisten en los detectores más antiguos, actuaban por la dilatación de un metal para dar la señal, es difícil toparse ya con este tipo de detector, ya que el detector termovelocimétrico, también tiene dispositivo por temperatura fija.


Detectores Termovelocimétricos


Pueden dar una señal de alarma con un aumento de temperatura creado por un proceso de combustión, independientemente de su velocidad al obtener una temperatura máxima de 64ºC. Tiene un elemento sensor (función térmica) conformado por una termistancia que funciona sobre un circuito comparador con un valor de referencia prefijado. La tensión de alimentación del sensor y de los circuitos asociados se halla estabilizada, por lo que la sensibilidad del detector permanece constante frente a variaciones de la tensión de alimentación.


Se colocan en espacios donde el fuego pueda dar lugar a un ascenso rápido de la temperatura. Puede haber falsas alarmas, de detectores instalados cerca de una cubierta mal aislada, o en las proximidades de un radiador de calefacción, o incluso por humedades, si se encuentran cerca del detector.


Según el RD 1942/1993, los sistemas automáticos de detección de incendios han de ajustar sus especificaciones y características a la norma UNE 23.700.


⇠ VOLVER

Detectores Térmicos
Grimec
Empresa homologada contra incendios
Aerme