En caso de incendio

En caso de incendio

¿Que es un incendio?

Un incendio es consecuencia una reacción química en la que intervienen los elementos que mencionamos a continuación:


Materia combustible (Como líquidos, sólidos o gases); un comburente, generalmente el oxígeno del aire; y el calor suficiente, ó fuente de ignición, que da la energía necesaria para que se active la reacción química.


Un incendio se dará siempre que coexistan al mismo tiempo todos los elementos mencionados. Si falta alguno de ellos, o se elimina, no se iniciará.


¿Cómo se produce un incendio?

Un incendio tiene un desarrollo diferente según cual sea la materia combustible: sólidos, gases o líquidos.


En un combustible sólido, las etapas son:


Fase de incubación por oxidación espontánea o calentamiento, con baja temperatura, caracterizada por la emisión en pequeña cantidad de humos y vapores (partículas invisibles), lo que da lugar al olor a quemado. Esta etapa puede durar días, semanas o incluso años.


La segunda fase se caracteriza por la emisión de humo visible en gran cantidad. La temperatura es todavía baja.


En la tercera fase, llegan las llamas y se crea una gran cantidad de gases tóxicos y humo. La temperatura aumenta mucho.


Cuando se trata combustible líquido, las etapas son estas:


Etapa de incubación por calentamiento, caracterizada por el desprendimiento de vapores desde el momento en el que el líquido tiene una temperatura de inflamación mayor o igual a la temperatura ambiente.


En la segunda etapa, llegan las llamas que se acaban propagando rápidamente por toda la superficie del líquido gracias a su elevada temperatura y el contacto con el aire.


En caso de combustible gaseoso:


Se presenta una fuente de ignición suficiente que inflama instantáneamente toda la masa de gas, pudiendo dar lugar a detonaciones y explosiones.


Peligros para las personas afectadas por un incendio

Los principales peligros a los que se exponen las personas afectadas por un incendio son: el humo, la insuficiencia de oxígeno, los gases tóxicos que lo componen, el calor, las quemaduras y el miedo.


El humo, con los gases tóxicos que lo componen, es el que provoca el mayor número de víctimas mortales en los incendios, víctimas que no han podido encontrar la salida y han sido asfixiados por el monóxido de carbono y/o falta de oxígeno.


Entre los gases que se desprenden, los más tóxicos: monóxido de carbono, ácido clorhídrico y ácido cianhídrico. Los dos últimos vienen de los materiales que contienen cloro y nitrógeno en su composición.


¿Qué se debe hacer en caso de incendio?

Como medida preventiva, es necesario conocer: Las posibles vías de escape, y la localización de los medios que hay apagar el fuego. Si hay extintores portátiles, hay que conocer su ubicación y cómo funcionan.


En caso de incendio, se deben seguir los consejos de seguridad que mencionamos a continuación.


Llamar al teléfono de emergencias (112) aportando la siguiente información:


  • QUIEN avisa
  • QUE sucede
  • DONDE está pasando

Cortar la entrada de gas y corriente eléctrica.


Si es posible, retirar los productos inflamables o combustibles cercanos al fuego.


Si es pequeño y se puede controlar, intentar apagarlo. En caso contrario, no. Si se quiere apagar el fuego, hay que ubicarse entre el fuego y la vía de escape.


No usar agua:


  • Cuando ésta pueda llegar a instalaciones eléctricas.
  • Cuando se trate de un incendio líquidos inflamables

Si no se puede apagar el fuego, abandonar la zona a un lugar seguro. Al abandonar el sitio incendiado:


  • Cerrar las puertas cuando se sale
  • Gatear en caso de humo,
  • No empujar a otras personas, mantener la calma

No recurrir a los ascensores como vía de evacuación. No parar hasta situarse suficientemente lejos del lugar, y no entorpecer o impedir la salida de otras personas. Si la escalera se encuentra llena de humo, hay que quedar la vivienda.


En caso de no poder abandonar la vivienda por el fuego:


  • Encerrarse en una habitación,
  • Tapar las ranuras de la puerta con trapos mojados para evitar la entrada del humo
  • Darse a ver por la ventana, pedir ayuda

Si se incendia la ropa hay que tumbarse en el suelo y rodar sobre uno mismo. Si se ve alguien a quien se le ha prendido la ropa, tenderlo en el suelo y cubrirlo con una manta grande apretando hasta extinguir las llamas. Si se incendia el pelo, se debe tapar la cabeza con un trapo húmedo.


Visítenos

C/ Joan Peiró Nº 63, 08911 Badalona (Barcelona)


Teléfono

(34) 93 464 79 69


Email

info@ruvaseguridad.com



¿Tiene dudas o preguntas sobre nuestros servicios?

Su mensaje se ha enviado correctamente, nos pondremos en contacto con usted en la mayor brevedad posible.

Muchas gracias.

Nombre*


Email*


Teléfono*


Mensaje*


Código de seguridad*



No es legible? Cambiar texto.


* obligatorio

Ultimas Noticias


VER TODAS LAS NOTICIAS

Grimec Generalitat de Catalunya Aerme


Ruva Seguridad · C/ Joan Peiró, 63, Badalona, Barcelona · (34) 93 464 79 69 · info@ruvaseguridad.com


Aviso Legal | Mas

Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Siguenos en Google+ Siguenos en Youtube